28 de abril de 2016

Lo recuerdo como si hubiera sido la semana pasada...

El VII Congreso Estatal de Educación Social ya se ha celebrado. Han sido unos días intensos en los que pasamos por distintos estados de ánimo hasta acabar emocionados. Son muchas ocurrencias las que se me vienen a la mente, temas para opinarlos aquí en mi rinconcito donde nadie me deja con la frase a media. No ha dado tiempo a todo lo que habría gustado hacer, pero siempre es bueno tener asuntos pendientes, para tener ganas de seguir. No es fácil combinar la principal tarea de ser asistente para estar atento a nuevos discursos, la de tuitero al que le interesa más las reacciones de quien escribe a muchas veces la densidad de quien habla, la tarea de colaborar con la organización aunque sea como "instagramer" y la tarea de presentar un trabajo condecorado manteniendo la compostura (aún cuando lo recuerdo me atacan los nervios).

Tuve la suerte de ponerle cara a más de un perfil de twitter, los que destacaría a los geniales Asier e Iñigo de Educablog. Me quedé con ganas de hacerle preguntas (bueno, me quedé con ganas de hacerle preguntas a muchísimas personas), pero así tendré la excusa perfecta para molestarlos y si da lugar, de viajar. Volví a ver a unos cuantos a los que ya le había puesto cara y ellos a mí no para asentar la cordialidad de una espero relación en el futuro. También vi a personas con las que ya teníamos una buena relación y nos alegró vernos y charlar. De forma improvisada y curiosa también sirvió este marco para encauzar malas relaciones hacia cosas interesantes. Repartí tarjetas y no recuerdo bien a quién ni quién las cogió del stand, pero será una forma de seguir en contacto y conociendo a compañeras y compañeros. Lástima que el ritmo acelerado del evento no favoreciera el encuentro ni los espacios informales, pero de eso ya hablaremos.

Hablaremos también y nos servirán los tantos tuits que nos han hecho ser trending topic al #7congreduso. Y muchos más temas que por motivos de incompatibilidad no he podido sentarme a escribir. Aunque ya se ha celebrado el Congreso, todavía queda mucho de lo que hablar y a los que nos gusta escribir, nos han dado material para ello. Porque en Educación Social se escribe ¡ojo! Igual no siempre en el contexto "academicista" de la universidad, pero se escribe.

Cuidado que me embalo. Seguiremos hablando de nuestro gran evento que como los Juegos Olímpicos son cada cuatro años. Ahora es el momento de las "olimpiadas" hasta llegar a Aragón 2020. Seguimos.

Fuente: eduso.net

3 comentarios:

  1. ¡ Afectuosos saludos, Carlos, desde Barcelona, mis notables respetos, deseos y consideración, como Educador Social ! ! Una estupenda muestra, de la activa-ciudadana, práctica de un Educador Social, con los píes en la tierra y comprometido con distintas realidades sociales y colectivos de personas, amén de culturales-hoy. Con mucha humanidad, buen tono vitalista-sentido común y humor del bueno. Y utilizando la mar de bien, las Redes Sociales. Con destacadas noticias, de esos ámbitos, sin olvidar el educativo, tan básico en las tareas profesionales, del día a día.

    ¡ Espero que estemos en muy buena conversación y puntos de encuentro, apreciado Carlos y que todo te vaya la mar de bien. Un afectuoso saludo a tus queridos padres.Con gusto, difundiré tu Blog, de mucho y variado interés ! Antonio Ayala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio, seguimos en contacto

      Eliminar
  2. Dicho queda, maestro
    Formal o informalmente, pero queda muchísima educación social por escribir, sentir y reír

    Pd: Nos solidarizamos con una nueva muestra de participación ciudadana: #CamisetasDelRevesYA

    ResponderEliminar